Dando forma al nuevo sistema financiero (FMI)


Conformando un nuevo sistema financiero. FMI

En los últimos tres años desde el inicio de la crisis financiera global, se ha hecho mucho para reformar el sistema financiero global, pero queda aún mucho por hacer. La agenda establecida por los líderes G-20 en 2009 eleva las discusiones al nivel más alto de la política y mantiene la atención internacional centrada en el objetivo de establecer un sistema de reglas global constante. La reforma una vez puesta en marcha, tendrá grandes implicaciones para el sistema financiero global y el funcionamiento de la economía mundial. Al diseñar las reformas, es imprescindible no perder de vista el objetivo de crear un sistema financiero que proporcione una base sólida para el desarrollo económico fuerte y sostenible.

Este informe afirma que las reformas actuales se mueven en la dirección correcta, pero quedan por hacer muchas reformas urgentes y desafiadoras tanto a nivel nacional como internacional. Las políticas han de tratar no sólo los riesgos planteados por los bancos individuales sino también, los presentados por los “no bancos” y el sistema en su totalidad. Las recientes propuestas del Comité de Basilea sobre la Supervisión bancaria (BCBS) representan una mejora substancial en la calidad y la cantidad de capital del banco, pero se aplican solamente a un subconjunto del sistema financiero.

 

Se precisa un verdadero progreso en varias áreas clave de las que mucho se habla y poco se ha hecho. Es urgente avanzar a nivel internacional para reducir la probabilidad y el impacto de una nueva crisis y para aliviar la incertidumbre regulatoria. Según el staff del FMI es preciso fijar la atención en cinco objetivos de las reformas sectoriales:

– Asegurar la nivelación el marco regulatorio.

– Mejorar la eficacia de la supervisión.

– Desarrollar los mecanismos coherentes de la resolución en el nivel nacional y para instituciones financieras transfronterizas

– Establecer un marco macroprudential comprensivo.

– Abarcar a todos los agentes del sistema no sólo a los bancos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *