La información por “los ojos”


En un entorno en el que la abundancia de datos produce desinformación y dificulta en muchas ocasiones el proceso de toma de decisiones, la forma de presentar los datos resulta crucial.

De ahí que el objetivo sea aplicar de manera estricta el viejo lema de “lo que puedas decir con imágenes no lo digas con palabras”. Es decir, es preciso que “la información entre por los ojos” de los decisores.

La tecnología 2.0 ha supuesto también en este ámbito un gran avance. Uno de los primeros elementos que me llamó la atención  sobre cómo visualizar información, fue la impresionante presentación hace más de 3 años, de Hans Rosling sobre “The seemingly impossible is possible” (obligado no perderse el final), donde además de la maestría en la comunicación, fue la primera vez en que veía pasar las tres variables que normalmente se manejan en los gráficos habituales (ejes X, Y e intersección) a ver cómo Rossling incluía nada menos que 5 variables en su presentación, al incorporar el factor dinámico (tiempo que transcurre) y el factor tamaño relativo (burbujas que cambian de tamaño), aumentando muchísimo su potencial explicativo.

En la actualidad surgen formas variadas e imaginativas de representación orientadas a que ésta sea lo más clara y efectiva posible para los objetivos que se persiguen. Así ésta también de Rossling titulada El juguete de las estadísticas, como moderna, los cuadros de mando o dashboards, combinan la potencia de las tablas dinámicas y permiten una gran versatilidad y combinación de varias variables a voluntad del usuario. Aparecen formas sofisticadas como las de Bestiario, el Mapa de distancias en tren de Madrid al resto de capitales, la georreferenciación (Indicadores municipales de Udalmap y el Atlas cartográfico de Gaindegia por ej), la representación de las ciudades como la de China Preparing for an urban billion” y los Flujos de transporte público de Inglaterra

El potencial de estas herramientas es muy elevado y puede decirse que el límite está en la propia imaginación humana.

Te invito a que compartas aquí qué aplicaciones reales o potenciales le ves a este tipo de instrumentos de comunicación. Gracias por tus aportaciones.

Puedes ver algunos otros ejemplos de interés en:

-Cinterreg: Análisis del comercio interregional español

-Análisis de tendencias en Trends: US spending government

-En datos públicos de Google data explorer: Esperanza de vida y fertilidad

Tendcompass: data visualization in motion

-Gapminder

-Tableau

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *