Información pública y toma de decisiones


Tras constatar, en un post previo sobre “Red y participación ciudadana”, la falta de adecuación de la información pública a las necesidades para la toma de decisiones de toda índole de los ciudadanos y agentes, cabe cuestionarse sobre los requisitos que la información pública ha de reunir para atraer el interés de los usuarios y ganar su confianza.

¿Qué requisitos ha de tener la información pública para que resulte efectiva?

A la luz de lo expuesto, podría decirse que las características que ha de reunir la información pública, se relacionan con una serie de atributos deseables, para aumentar el atractivo de la misma y su potencial en incidir a la acción. De ahí que la información pública haya de ser:

  1. Visual, que “entre por los ojos”
  2. Útil para los propósitos requeridos
  3. Fácilmente accesible, en formatos amigables y en tiempo real,
  4. Actualizada, incorporando los últimos datos disponibles
  5. Adaptable a las necesidades del usuario de la misma.

Ello se resume diciendo que la información pública ha de estar orientada a satisfacer las necesidades de los agentes, es decir que proporcione la información considerada por los usuarios como relevante para la toma de decisiones (de toda índole). En el caso de un consistorio por ejemplo, cabe citar algunas finalidades para cuyo cumplimiento los ciudadanos precisan la información proporcionada por un ayuntamiento y para los que su información debiera de estar concebida y diseñada:

  • Para abrir un nuevo negocio. Esto evidencia la importancia de la información y su correcta presentación, al condicionar la apertura de nuevas actividades y, por ende, incidir en los niveles de bienestar y atractivo de un municipio a la par que en su potencial para la generación de riqueza y valor añadido. Todo ello redunda en la gama de servicios ofrecidos por el mismo, en el nivel de desarrollo y, por extensión, en la “atractividad” del municipio.
  • Por otro lado, entre los fines exigidos, figura también el proceso de Informar sobre la actividad del Consistorio. Proyectos, planes, prioridades, logros,… como medio a través del cual trasladar de forma fidedigna y transparente aspectos de la vida municipal que sean de interés para el ciudadano y que comuniquen las decisiones adoptadas por el ayuntamiento en los diversos ámbitos de su competencia.
  • Constituir comunidades virtuales con intereses afines, reforzando la interrelación y sentido de pertenencia de los ciudadanos.
  • Facilitar los trámites relacionales con el ayuntamiento (impuestos, recargos, licencias, certificados,…)
  • Otras finalidades (a completar por el lector).

¿Qué encontramos en la realidad?: muchos aspectos de mejora en la información ofrecida

Vistos algunos de los requisitos exigibles a la información pública desde un plano teórico, hay que señalar sin embargo que, lejos de satisfacer tales exigencias, y pese a lo meritorios avances que se han ido introduciendo en los formatos de información disponibles, habitualmente, la cruda realidad nos enseña cómo la información proporcionada responde únicamente a un esquema “de oferta”; no es interactiva, en pocas ocasiones permite la personalización y casi nunca es pertinente para decidir de manera eficiente sobre aspectos relativos a un negocio o similar. En otras palabras, la información pública ofrecida rara vez cumple los requisitos que hemos definido como de utilidad para la toma de decisiones, sea por su formato, su alcance, falta de homogeneidad,…

Nos hallamos por tanto en un campo donde el margen de mejora de la información pública es muy amplio. Ello alimenta una cierta desconfianza hacia los gestores públicos. Tal y como se afirma en “La participación, la política y la gestión pública“ de Enrique Sacanel, en estos momentos en el que el sentimiento de insatisfacción está muy extendido por la deriva que han tomado las democracias, no resulta fácil cambiar el panorama ni recuperar la confianza relacional entre usuarios e instituciones públicas. Por ello, creo que un primer paso como el abordar alternativas modernas, distintas formas de presentar la información a los usuarios de manera rupturista, con mentalidad de servicio y tomando en consideración criterios de adecuación a sus necesidades, podría ser una señal de avance en la línea adecuada.

Se precisa por tanto volver a ganar la confianza de los usuarios a través de la información, en un contexto en el que los factores de cambio existentes, alteran de manera importante el escenario y la relación entre éstos y la administración.

Es sabido que la confianza entre dos personas es costosa de lograr, que se basa en relaciones duraderas y precisa por tanto de perseverancia y constancia para lograrla. En el mismo sentido, la confianza es también frágil: una vez rota, recomponerla resulta más dificultoso aún de recuperar. Algo similar ocurre cuando una institución pública quiere establecer relaciones de confianza y servicio con sus usuarios. Este difícil empeño se complica al incluir además los factores que inciden en el cambio de escenario.

¿Cuáles son los principales factores de cambio que inciden en esta relación?

De entre los elementos que provocan el cambio acelerado de escenario, cabe citar:

a) La generalización de las nuevas tecnologías y la digitalización amplían y democratizan el acceso a la información. La Visualización es uno de los principios que se extiende con rapidez. Los receptores de información lo han de hacer de forma que comprendan el problema que se trate de resolver o las incógnitas a despejar de manera muy gráfica. Este fenómeno contribuye a mejorar la soluciones y a la realización de diagnósticos más certeros.

b) La conexión entre personas y agentes y el fomento de la interrelación a través de las redes sociales, son también características que fomentan el conocimiento colectivo y permiten a provechar la inteligencia y conocimiento colectivo, aumentando la potencialidad de la información distribuída y gestionada en diversos nodos reticulares. Emergen con fuerza movimientos basados en el grupo en diversos ámbtos. Así experiencias como el coworking, cofunding, crowdsourcing,… resaltan la importancia creciente del enfoque colectivo respecto al indiviual.

c) El tercer ámbito a destacar es el del cambio en la Gobernanza. Las relaciones de poder se inclinan cada vez con mayor nitidez de parte del administrado, actuando de manera individual e influyendo de forma creciente en las decisiones de las administraciones. Principios como la transparencia en la gestión, códigos de buen gobierno y coparticipación, cobran cada vez mayor protagonismo en las relaciones entre administración y ciudadanía. La conjunción de estos factores de entorno influye en la relaciones de poder y en el comportamiento de los agentes económicos y sociales, alterándolos de forma manifiesta.

Conclusiones:

La presentación de la información pública, adaptándola a las necesidades reales de los usuarios, constituye una tarea con mucho recorrido de mejora por delante. Una información apropiada y efectiva resulta sin embargo necesaria para recomponer las relaciones de confianza con los usuarios, como paso previo a lograr una mayor participación, querida, voluntaria e interesada en mejorar aspectos en los que la ciudadanía se siente concernida, pese a las dificultades o incomodidades que lo intrincado del espacio público pueda suponer.

En este empeño se precisa obtener el máximo rendimiento de los factores que alteran en el escenario de relación, como las nuevas tecnologías las redes sociales y la digitalización de contenidos, su difusión y generalización, por constituir elementos de gobernanza que no pueden ser olvidados.

También te puede interesar:

The weight of data (vídeo)

Red y participación ciudadana

Blogs sobre visualización y datos que merecen la pena

Dashboard sobre la economía vasca

 

2 reflexiones en “Información pública y toma de decisiones

  • Agustin Elizegi

    Entre las características de la información, Visual, Útil, Fácilmente accesible, Formatos amigables y en tiempo real y Actualizada y
    Adaptable a las necesidades, con las que estoy totalmente de acuerdo, yo creo habría que añadir Completa, dado que alguna vez que he intentado utilizar informaciones de las Administraciones, que aparecen en sus páginas aparentemente válidas, cuesta un riñón tener cifras de comparación o de totalización.

    Gracias Iñaki

    Reply
  • Iñaki Beristain

    Kaixo Agustin,
    Tomo nota de tu apreciación que proviene de la experiencia de “pelear” con los datos públicos ¡Cuánto tenemos que mejorar aún en el uso de los datos públicos, sea como usuarios o como oferentes de datos.
    Muchas gracias a tí por compartir tu punto de vista
    Saludos

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *