Hello world


 

Acabo de borrar la entrada inicial y creo que sé lo que hay que hacer para entrar en el mundo de los blog con cierta dignidad.

Mis primeras reflexiones para el propio fenómeno de los blog. Hace poco un amigo me dijo:”hoy si no tienes un blog no existes”. Pensándolo bien, resulta evidente que cada vez es más importante tener presencia en el entramado virtual que nos rodea, a veces atosiga e incluso ahoga. La generalización de las nuevas tecnologías ha supuesto (al menos para los que somos inmigrantes en este mundo) al tiempo la necesidad de ir adecuando nuestra forma de pensar, observar y concebir el mundo. Todavía recuerdo cuando en una gran empresa pública del País Vasco, los técnicos hacíamos nuestro informes en papel y eran las secretarias quienes provistas de sendas máquinas de escribir ¡eso sí, electrónicas! pasaban a papel nuestras aportaciones. En aquel entonces había un gran ordenador central del que pendían algunos terminales de los denominados “tontos” es decir sin autonomía alguna de no estar conectados al central, donde corría un programa de Multitexto. Al poco comenzaron a generalizarse las hojas de cálculo. Multiplan fue una de las primeras e impresionaba la capacidad de cálculo de aquellas series cuadriculadas de celdas que podían copiarse, interrelacionarse a través de formulaciones matemáticas más o menos sencillas y obtener resultados de manera rapidísima.

Recuerdo cómo la generalización de los ordenadores personales cambió no sólo nuestra forma de pensar (previamente sometida a la disciplina de ir encadenando y pensando de manera lógica y secuencial y ahora con libertad de practicar el brain storming y plasmar las ideas y argumentos según fluían de nuestro interior) sino también nuestra propia escala de valores al poder ordenar y reordenar las ideas, las cosas de manera distinta; al poder relacionarse a través de las máquinas y últimamente casi a no poder vivir sin ellas. ¿Se imagina alguien cómo afectaría una desaparición instantánea de los ordenadores al mundo? Simplemente se pararía, dejaría de dar vueltas alrededor del sol.

Rindo pues mi modesto tributo a la nueva era con estas reflexiones preliminares que espero sean la antesala de otras más profundas, serias y dignas de ser tenidas en consideración.

Ya veremos,…

Una reflexión en “Hello world

  • Josema

    Qué razón tienes!!! También fuimos un de los primeros en adoptar aquéllas tecnologías… pero ahora, 25 años después, a veces me dan miedo y dudo de mi capacidad para adaptarme. Jm

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *