Europe 2020. A European strategy for smart, sustainable and inclusive growth- Una estrategia europea de crecimiento, inteligente, sostenible e inclusiva


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Europa se enfrenta a un momento de transformación. La crisis ha diluido años de progreso social y dejado en evidencia las debilidades estructurales de la economía europea. Mientras tanto el mundo sigue moviéndose rápidamente y los retos de largo plazo se intensifican (globalización, presión sobre los recursos naturales, envejecimiento,…).

Europa ha de ocuparse de su futuro ahora. Europa puede tener éxito si actúa colectivamente como una unión. Necesitamos una estrategia para salir fortalecidos de la crisis y convertir a la UE en una economía inteligente, sostenible ye inclusiva capaz de proporcionar elevados niveles de empleo, productividad y cohesión social. Europa 2020 establece una visión del mercado social de Europa para el siglo XXI

Europa 2020 establece tres prioridades que se auto-refuerzan:

– Crecimiento inteligente: desarrollo de una economía basada en el conocimiento en innovación.

– Crecimiento sostenible: promoción de una economía eficiente en el uso de los recursos, más verde y más competitiva.

–Crecimiento Inclusivo: desarrollando una economía de alto empleo, que proporcione cohesión social y territorial.

Con Europa 2020 estamos por tanto en la proyección y reformulación de la conocida Estrategia de Lisboa en vigor a lo largo de la década 2000-2010, que prolonga su horizonte de aplicación hasta finales de la presente década. En base a estos principios habrán de desplegarse una serie de políticas orientadas hacia la consecución de esos grandes principios a distintos niveles. A saber el plano comunitario por un lado, los Estados miembros, las regiones y su fuera posible también unidades territoriales de menor dimensión como Territorios Históricos y municipios para el caso concreto de Euskadi. Hasta aquí se observa un despliegue de “Arriba- abajo” (top-down), pero es necesario desarrollar también mecanismos de reversión de esta estrategia en sentido contrario, es decir de “Abajo-Arriba” (bottom-up). Ambos procesos son imprescindibles en la medida en que se complementan y constituyen los elementos necesarios para el éxito de la implementación de la estrategia en el territorio y sobre todo ante los ciudadanos. A falta de uno de los dos pilares del proceso, la estrategia no será lo exitosa que pudiera resultar de otra manera.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *