El sistema de bienestar noruego


El 5 de noviembre pasado, el embajador noruego en España, Johan Vibe presentó dentro de las actividades del foro EHUgune, las peculiaridades del modelo de políticas sociales noruego.

Noruega posee un sistema donde el papel del sector público es determinante, que pivota de forma importante en sus recursos naturales (gas y petróleo), gestionados de manera consensuada y prudente, según criterios éticos, donde la concertación social está en la base del acuerdo.

Algunos datos relevantes
Noruega, con un nivel de paro del 3,5% de la población activa, un paro juvenil del 10%, cinco millones de habitantes, ocupa la posición 23 en el ranking mundial de economías y el primer puesto mundial si tomamos como referencia el Indice de Desarrollo Humano.

El modelo noruego se caracteriza,  entre otras cosas, por:
  • El elevado peso del sector público que supone el 53% de su PIB,
  • Un sistema muy desarrollado de protección social
  • Alto nivel de afiliación a los sindicatos (aproximadamente el 60% de trabajadores está afiliado)
  • Su reducido abanico salarial
  • La importancia económica de los recursos naturales (gas y petróleo suponen aproximadamente la cuarta parte de su PIB)
  • Entorno que posee facilidad para hacer negocios
  • Control nacional de recursos naturales. Existe una compañía nacional de petróleo, que inicialmente totalmente estatal y en la actualidad el Estado controla el 62% del capital.
  • Manejo responsable de recursos con diversificación de riesgos. Poseen un Fondo Soberano que invierte en todo el mundo siguiendo criterios éticos y en Noruega queda en torno al 4% del fondo para necesidades presupuestaria. La no inversión dentro del país obedece a que desean evitar el recalentamiento de la economía noruega a través del aumento de precios, salarios,…
Claves para una rápida superación de la crisis
  1. El diálogo social funciona y se han alcanzado grandes acuerdos entre patronal, sindicatos y gobierno, presididos por mujeres. La filosofía sobre la que se basan tiene que ver con enfocarse “no tanto en proteger el empleo que ya existe, sino en CREAR nuevos empleos”. De este modo, los sindicatos aceptan la moderación salarial a cambio de medida para crear empleos nuevos. Poseen un sistema de negociación salarial centralizado, que contempla aspectos como la situación económica de las empresas, la relación salarios-productividad, las perspectivas empresariales y el mantenimiento de la competitividad internacional.  La patronal por su parte acepta la moderación de las remuneraciones de los directivos contemplada y la no distribución de beneficios en una ley de duración definida (para la crisis).
  2. Fuerte inversión en capital humano. A través de la formación continua, se pretende mover a los grupos de baja cualificación hacia tareas que exijan mayor nivel de preparación.
  3. Estímulo de la I+D
  4. Incorporación muy alta de la mujer al mercado laboral. El 80% de las mujeres tienen empleo y de ellas el 83% son madres, con un índice de fecundidad que ha crecido, pasando de 1,7 hijos por mujer de los 70 a los 1,9 hijos/mujer actuales. Ello es posible gracias a un amplio abanico de políticas que compatibilizan la vida laboral y familiar, con horarios de jornada continua, guarderías, extensión de los permisos de maternidad para ambos cónyuges. Sistemas desarrollados para el cuidado de los ancianos fuera del hogar.
  5. Políticas de apoyo a los jóvenes. Es necesario identificar desde la escuela primaria a las personas que puedan tener dificultades de integración en el futuro. Se propicia la educación vocacional, más basada en la realización de prácticas y menos en el desarrollo de aspectos teóricos, con métodos de apoyo especial a los jóvenes con problemas.
  6. Medidas que fomentan la integración entre Universidad y Empresas (prácticas en empresas por los estudiantes,…)
Retos de futuro
Se refieren a
  • Envejecimiento de la población
  • Elevados salarios que superan en un 60% a la media de la UE, lo que genera problemas de competitividad global de sus productos en los mercados internacionales
  • En cuanto a la forma de financiar este modelo, los agentes soportan una elevada presión fiscal, similar para las rentas de trabajo y las rentas de capital, con una cierta progresividad. No hay tratamiento impositivo específico a la circulación de capitales del tipo Tasa Tobin o asimilados, dado que si no se aplica de forma generalizada, la libertad de movimiento de capitales generaría flujos de salida del mismo hacia entornos menos hostiles.

De la presentación del Embajador noruego yo destacaría como elemento diferencial importante la capacidad de entendimiento que han mostrado como sociedad para, pese a las dificultades, que las habrá habido, alcanzar grandes acuerdos basados en principios de actuación consensuados, como forma de hacer frente a situaciones de elevada dificultad. Asimismo llama la atención la prudente gestión de los rendimientos de los recursos naturales a través del Fondo Soberano, evitando la inversión directa en su economía, anteponiendo una visión a largo plazo, en detrimento del corto plazo.

La cuestión que queda pendiente de resolver es ¿qué podemos aprender de este país nórdico que sea transplantable a nuestra realidad económica y social en Euskadi? ¿A tí qué te parece?

También te puede interesar:

 

6 reflexiones en “El sistema de bienestar noruego

  • I.Beristain Post author

    Recibo por correo electrónico unas observaciones de Begoña Etxebarria de Novia Salcedo en relación a la incidencia fiscal soportada según tipos de impuestos en diversos países. Dice:

    Buenos días Iñaki
    Creo que tenemos que deberíamos precisar un poco mejor tu último párrafo a la luz de esta información que me envía el Cónsul de Finlandia en Bilbao D José María Cansina
    Comparación de sistema impositivo
    Los datos siguen el orden de
    País
    S. Social
    IVA
    I. sociedades
    IRPF

    España
    41
    21
    24
    20
    106

    Finlandia
    24
    21
    0
    20
    65

    Suiza
    10
    8
    10
    10
    38

    Nota 1: el “0” de Finlandia en IS es para las PYME, que son quienes crean empleo y para los primeros 60.000 euro de beneficio
    Nota 2: habiendo conocido el gobierno de Finlandia que Suiza ha bajado el IRPF al 10% dos ministros han viajado inmediatamente a Suiza para conocer detalles a fondo de la medida

    Muchísimas gracias Begoña por estas aclaraciones.

    Reply
  • Pedro Escalante Garay

    Estamos hablando de un País de ensueño, que gestiona con solidaridad sus generosos recursos naturales.
    Nuestra realidad es bien diferente y se contrasta con los números del sistema impositivo que aporta Begoña, aunque no me “cuadran”, ya que el 20% del IRPF (aunque sea una media) no concuerda con el 24 de Sociedades o el 21 del IVA.
    Sí leo un mensaje de que nuestro sitema impositivo puede haber rebasado líneas desde las que se dispara al desarrollo económico sostenible. Siempre nos echan en cara el ratio comparativo de recaudación sobre PIB, pero si el dato no se acompaña corregido por el nivel de fraude, la distribución de la carga impositiva puede ser contraproducente.
    Totalmente de acuerdo en que una precisión estricta (como la del viaje a Suiza para analizar cómo habían reducido el 10% en Sociedades) en la gestión fiscal, no tiene nada que ver con nuestro sistema en que se ha aprendido a subir y bajar tipos de gravamen sin analizar la estructura del impuesto. Aquí las anécdotas no valen. Al ilustre catalán Xenius le gustaba decir que sería preciso sacrificar la anéctdota en el ara de la categoría.

    Reply
  • NOLL

    Toda esa charlatanería del embajador noruego es indigerible.

    Noruega era a finales del siglo XIX, uno de los países más pobres de Europa y, entre 1865 y 1900, más de un tercio de su población emigró a Norteamérica. Pero sucedió que el 23 de diciembre de 1969 encontraron petróleo, nadie lo esperaba, lo llamaron el “regalo de Navidad del 69”, o popularmente “el regalo del 69”.

    En un país de cinco millones de habitantes (como Madrid y aledaños) y con un maná bíblico cayendo del cielo (petróleo) es fácil montarse una especie de falansterio (o falanges, las comunidades comunistas teorizadas por el socialista utópico francés Charles Fourier).

    ¿Todo es de color rosa en Noruega?

    Según el Instituto Nacional de la Seguridad Social (Trygdeetaten), un 10 % de la población activa en Noruega está de baja por “invalidez”, (oficial y reconocida, no equivale a real). Si se suman las personas que no trabajan por razones ligadas a enfermedad, rehabilitación o desempleo, la cifra aumenta a 600.000 personas (cifras de 2010, hoy son muchas más). Y no agregamos a los pensionistas.

    Los estados del bienestar (pensiones públicas, sistemas educativos y sanitario, gastos sociales,…) se pueden financiar de maneras diferentes. No es lo mismo gravar el trabajo que el capital, o imponer impuestos sobre el consumo que sobre el ahorro. Las consecuencias en el crecimiento económico (sobre la oferta de los factores productivos) son muy diferentes. Los países nórdicos, considerados los grandes estados del bienestar redistributivos, son los que tienen los impuestos sobre las rentas del capital y beneficios empresariales más bajos. Suecia, Noruega o Finlandia se pueden permitir el lujo de tener un Estado del bienestar importante porque no cargan excesivamente sobre los empresarios y los beneficios; si lo hicieran, los empresarios se irían, la economía se hundiría y, en consecuencia, también el Estado del bienestar. El Impuesto de Sociedades que pagan las empresas noruegas es del 28%, como tipo general, y del 50% para las empresas que operan en la plataforma continental noruega en sus actividades de extracción, tratamiento y transporte de petróleo. Compárese: la carga tributaria en España fue del 58,6% en 2012, frente al 41,1% de la media de la UE.
    Aristóteles ya afirmaba que la solidaridad (del indoeuropeo sol, entero, soldado, sólido, unido) de la polis griega y de los griegos en general (incluyendo a Esparta) se basaba en la etnia, en formar parte de un árbol (gens) étnico común. Y hoy sigue igual: conforme dilatas los límites geográfico-étnicos de la solidaridad, ésta (en sentido moral y emocional) se debilita. Uno se conmueve y solidariza con las víctimas de una catástrofe en Murcia,Bilbao o La Rioja, pero si pilla más lejos, por ejemplo, Filipinas o Indonesia,…

    Está demostrado que los estados del bienestar tienden a surgir y a agrandarse en sociedades que son muy homogéneas, donde hay pocos inmigrantes. Las sociedades más plurales, como Estados Unidos –plurales en el sentido étnico, cultural, racial y religioso–, los estados del bienestar son mucho más pequeños. La explicación parece ser: los negros no quieren que sus impuestos sirvan para dar subsidios a los mexicanos, los blancos no quieren que sus impuestos sirvan para subsidiar a los negros, y los chinos abominan de todos los demás (y los demás de ellos).

    Estas disputas entre los diferentes grupos, la renuencia a pagar impuestos para beneficiar a gente con la que uno no se siente identificado y la necesidad de no aumentar la presión fiscal de las empresas para competir en un mundo globalizado hacen que el futuro de Estado del bienestar no sea muy halagüeño.

    Reply
  • Pedro Escalante Garay

    El mundo rueda de otra forma. Aristóteles no planteó el debate de Noruega en el siglo XXI (la globalización del comercio, el intercambio de mercancías, parece que intenta excluir a las personas, pero el sabio griego no consideró este detalle). Actualmente Noruega con casi 5 millones de habitantes tiene cerca de 550 mil inmigrantes (el 11% de la población) de los que 230 mil tienen nacionalidad noruega (han superado la fase de inmigrantes al ser ya ciudadanos de pleno derecho).
    La mitad de los inmigrantes son polacos y suecos. Un empleo mejor retribuido motivó su cambio de País.
    Anders Behring Breivik, el de la masacre contra los blanos, dijo que actuó porque los políticos no conseguían frenar la marea musulmana. Aún sabiendo que el autor no representa a ninguna tendencia ideológica en Noruega, podemos atribuir a los atentados del 11 de setiembre, a la crisis financiera, a que en los últimos años se ha triplicado la inmigración…un endurecimiento de debate sobre asimilación y multiculturalismo.
    El Partido del Progreso, la segunda mayoría en el Parlamento se opone a la inmigración y esta defensa de una Noruega étnicamente uniforme, liberal e igualitaria le ha hecho ganar votos.
    Dicen los noruegos que son un País de consenso: todo un programa para asimilar la realidad.
    Por otra parte los ejercicios comparativos sobre la carga fiscal internacional adolecen de bastante rigor, ya que se utilizan para reforzar conveniencias y argumentos contradictorios. Apostar por unos datos que reflejen la realidad nos permitiría conclusiones más acertadas sobre la dadical realidad.

    Reply
  • Jorge Offermann

    La esencia del socialismo, como el de la sociedad sueca (no sé tanto los matices de la de Noruega y Finlandia) radica en los valores de la persona humana y el respeto subconsciente de ellos por cada sueco. Y esos valores están representados a la vez en la persona individual y en la que integra cualquier grupo social. Esa es, en verdad, la esencia real del socialismo puro. La existencia de reyes y de aristocracia no es una cuestión que pugne contra esa esencia, para nada. Y en cuanto a la propiedad, cualquiera que sea la inmueble, las personas sólo son dueñas o arrendatarias de los derechos de uso y goce sobre la misma; no poseen el dominio de la propiedad o suelo, llámense casas, edificios o cualquiera otra construcción. El Estado es el dueño y administrador del dominio inmueble, lo que hace a través de las comunidades municipales. ¿Se entiende? Los chilensis (que yo soy uno de ellos) no tenemos la menor idea de lo que es eso, el socialismo real y verdadero; el de la sociedad sueca. Ni aunque naciéramos de nuevo, llegaríamos a ser socialistas a la manera sueca. Es cuestión, diría yo, genética. La naturaleza misma de los suecos es socialista y lo es en todos los aspectos, en el dominio de la propiedad, en la educación, en la salud, en lo laboral, empresarial, en todo. Y todo en perfecto equilibrio. En Chile existe lo que llaman socialismo sólo para que vivan de ello los políticos. Nada más. Comparen, una miga como ejemplo, las rentas de los políticos suecos y cero privilegios, con los políticos chilensis y sus increíbles prebendas o privilegios, para darse cuenta de todo eso.

    Reply
    • I.Beristain Post author

      Muchas gracias Jorge por tus interesantes reflexiones, dejando constancia de que no todos los socialismos son iguales y que en el fondo subyace una cuestión de valores culturales para explicar las diferencias entre unos y otros.
      Saludos cordiales

      Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *