¿Cómo afrontar el espectacular envejecimiento esperado en la Unión Europea?


  • Según un informe del Think Tank del Parlamento Europeo, la demografía importa. La economía, el mercado laboral, la salud, las pensiones, el medio ambiente, la justicia intergeneracional y los resultados electorales: todos son impulsados por la demografía. La Unión Europea (UE) ha visto crecer a su población de forma sustancial -alrededor del 25% en las cinco décadas y media desde 1960 – y supera los 500 millones de personas. Sin embargo la población mundial ha crecido de forma más rápida: más del doble en el mismo periodo de tiempo hasta los 7.300 millones en la actualidad. Mientras que la población en la UE crece lentamente- se espera que disminuya a largo plazo- la población mundial continúa aumentando fuertemente. De hecho, se prevé que superará los 10 mil millones en 2055 y llegará a 11 000 millones de personas en 2100. Por lo tanto, la UE pierde peso relativo respecto a la población mundial, con solo 6,9% en la actualidad (frente al 13,5% en 1960), y disminuirá más allá del 4,1% a fines de este siglo.

    La población en la UE está envejeciendo (aumenta la esperanza de vida aumenta y caen las tasas de fertilidad). En efecto, la esperanza de vida de hombres y mujeres aumenta en promedio en más de 10 años desde 1960 hasta hoy, aunque en promedio las mujeres viven más tiempo que los hombres. Mientras tanto, el número medio de niños por mujer pasa de 2,5 hijos en 1960 a poco menos de 1,6 en la actualidad. Muy por debajo de los 2,1 nacimientos por mujer necesarios en países desarrollados para mantener la población a largo plazo en ausencia de migración. De ahí que la migración se haya vuelto cada vez más importante para la expansión o para mantener la población de la UE. Tanto en 2015 como en 2016, el cambio de población natural (nacidos vivos menos muertes) fue ligeramente negativo, y la migración interna neta fue por lo tanto clave para el aumento poblacional en esos años.

    En conjunto, estas tendencias dan como resultado un envejecimiento espectacular de la UE-28, cuya población activa (de 15 a 64 años) se redujo por primera vez en 2010 y se espera que disminuya cada año hasta 2060. Por contra, se espera que la proporción de personas de 80 años o más en laUE-28 se duplique para 2050, alcanzando el 11,4%. En 2006 había cuatro personas en edad de trabajar (15-64) por cada persona de 65 años o más; en 2050 se prevé que esta proporción sea solo dos personas.

    Si bien el punto de partida, la velocidad y el nivel del envejecimiento varía entre los Estados miembros, dependiendo de sus diferentes tasas de fecundidad, esperanza de vida y niveles de migración, todos envejecerán en los próximos años. Los movimientos internos, así como migración externa, también jugarán un papel, tanto en el tamaño de la población y el perfil de edad de los países, y las regiones dentro de ellas. Finalmente en cuanto a la salud se observa que, con el aumento de la esperanza de vida, las personas no disfrutan necesariamente de años extra sin limitaciones en su actividad.

    Informe: Demographic Outlook in the European Union 2017

    tags:tendencias_futuras

 

Posted from Diigo. The rest of my favorite links are here.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *