Memoria de la supervisión bancaria española


Durante el ejercicio 2009, el negocio de las entidades de crédito (EC) y sus grupos consolidados (GC) se vio condicionado por la adversa coyuntura económica. Como ya se apuntó en la última edición de la Memoria de la Supervisión Bancaria en España, el generalizado deterioro de la economía real a nivel nacional e internacional ha tenido un impacto negativo en términos cuantitativos y cualitativos sobre la actividad y resultados del sector. No obstante, los GC han reforzado su solvencia y, en particular, los recursos propios de mayor calidad.

Las importantes medidas y mecanismos de apoyo implementados de forma coordinada a nivel internacional —por parte de Gobiernos, bancos centrales y autoridades supervisoras desde el comienzo de las turbulencias financieras en 2007— han contribuido a aliviar la severidad de la crisis. Como resultado de estas actuaciones, a lo largo de 2009 se han podido constatar indicios de normalización en los mercados financieros y, durante el segundo semestre, también de mejoría en la evolución de la economía mundial. No obstante, estos signos de mejora han sido desiguales entre segmentos de mercado y entre países.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *